El Salón del Automóvil de Nueva York se celebrará pese al Covid-19