Las relaciones sexuales y el envejecimiento

WhatsApp actualiza condiciones y políticas de privacidad
8 enero, 2021
Falsas descargas gratuitas del videojuego buscan engañar a usuarios
12 enero, 2021
Mostrar todo

Las relaciones sexuales y el envejecimiento

Los adultos pueden tener una vida sexual activa sin importar su edad. De hecho, muchos adultos mayores desean y disfrutan de una vida sexual activa.

Un interés continuo en el sexo, así como satisfacción con la frecuencia y la calidad de la actividad sexual, se asocia positivamente con salud más tarde en la vida. Por supuesto, hay algunos desafíos que se asocian al sexo y al envejecimiento. Los cambios físicos, las enfermedades, discapacidades, y algunas medicinas pueden hacer que las relaciones sexuales sean problemáticas o difíciles de disfrutar.

Hay muchos recursos disponibles para ayudar a los adultos mayores a lograr una vida sexual satisfactoria. No tengas miedo de hablar sobre tus preocupaciones con tu doctor o con otro proveedor de atención médica. Y recuerda, que a cualquier edad, debes tomar precauciones para protegerte de las infecciones de trasmisión sexual.

A medida que envejeces, las relaciones sexuales ya no son como cuando tenías 20, pero pueden seguir siento satisfactorias. A diferencia de lo que transmiten los mitos frecuentes, las relaciones sexuales no son solo para la gente joven. Muchas personas mayores continúan disfrutando de su sexualidad hasta los 80 años e, incluso, más.

Además de darte satisfacción, mantener una vida sexual sana es beneficioso para otros aspectos de la vida, entre ellos, la salud física y la autoestima.

Relaciones sexuales de personas mayores: ¿Qué cambia a medida que los hombres envejecen?

A medida que los hombres envejecen, los niveles de testosterona disminuyen y son frecuentes los cambios en la función sexual. Estos cambios fisiológicos pueden comprender:

La necesidad de una mayor estimulación para lograr las erecciones y el orgasmo, y mantenerlos

Orgasmos más cortos

-Menos fuerza en la eyaculación y menos cantidad de semen
-La necesidad de una mayor cantidad de tiempo para lograr otra erección después de eyacular
-Es posible que sientas ansiedad por estos cambios, pero recuerda que estos no tienen por qué ser el final del disfrute del sexo. -Adaptarte a los cambios del cuerpo puede ayudarte a mantener una vida sexual saludable y placentera. Por ejemplo, es posible que necesites ajustar tu rutina sexual para incorporar más estimulación y, de este modo, excitarte.

Qué hacer para que la mujer disfrute las relaciones sexuales

Con la edad, las necesidades sexuales y el desempeño pueden cambiar. La enfermedad o los medicamentos pueden afectar tu habilidad de disfrutar el sexo. Para las mujeres, la sequedad vaginal puede hacer que el sexo sea incómodo.

Qué puedes hacer

Para promover tu salud sexual, realiza lo siguiente:

-Comparte sus necesidades e inquietudes con tu pareja. Podrías descubrir que la intimidad física sin relaciones sexuales es adecuada para ti, o podrías experimentar con diferentes actividades sexuales.
-Haz ejercicio en forma regular. El ejercicio mejora la liberación de hormonas sexuales, la salud cardiovascular, la flexibilidad, el estado de ánimo y la autoimagen, todos ellos factores que contribuyen a una buena salud sexual.
-Habla con tu doctor. Tu médico podría ofrecerte sugerencias de tratamiento específicas, como crema de estrógeno para la sequedad vaginal.
-No puedes detener el proceso de envejecimiento, pero puedes tomar decisiones que mejoren tu capacidad de mantener una vida activa, de hacer las cosas que disfrutas y de pasar tiempo con tus seres queridos.

Qué hacer en beneficio de las relaciones sexuales de personas mayores

El sexo puede no ser el mismo para tu pareja que en la juventud. Pero el sexo y la intimidad pueden seguir siendo una parte gratificante de tu vida.

Aquí hay algunos tips para mantener una vida sexual sana y agradable:

-Habla con tu pareja. Aunque sea difícil hablar de sexo, compartir abiertamente tus necesidades, deseos y preocupaciones puede ayudarte a disfrutar más del sexo y la intimidad.
-Visita al médico. El médico puede ayudarte a controlar las afecciones crónicas y los medicamentos que afectan tu vida sexual. Si tienes problemas para mantener una erección, pregúntale al médico sobre los tratamientos.
-Ve a un terapeuta sexual. Un terapeuta puede ayudarte a ti y a tu pareja con preocupaciones específicas. Pídele al médico que te remita.
-Expande tu definición de sexo. Las relaciones sexuales son solo una forma de tener una vida sexual satisfactoria. Tocar, besar y otros contactos íntimos pueden ser gratificantes para ti y tu pareja.

A medida que envejeces, es normal que tú y tu pareja tengan diferentes habilidades y necesidades sexuales. Estén abiertos a encontrar nuevas formas de disfrutar del contacto sexual y la intimidad.

-Adapta tu rutina. Los cambios simples pueden mejorar tu vida sexual. Cambia la hora del día en que tienes sexo a una hora en que tengas más energía. Intenta por la mañana, cuando te refresques de una buena noche de sueño, en vez de al final de un largo día.

-Debido a que puede tomar más tiempo que tú o tu pareja se exciten, dedica más tiempo a preparar el escenario para el romance. Intenta una nueva posición sexual o explora otras formas de conectar romántica y sexualmente.

-No te rindas con el romance. Si has perdido a tu pareja, puede ser difícil imaginar el comienzo de otra relación, pero socializar vale la pena para muchas personas mayores solteras. Nadie supera la necesidad de cercanía emocional e intimidad.

-Si comienzas una relación íntima con una nueva pareja, usa un preservativo. Muchos adultos mayores no saben que todavía corren el riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual, como el herpes y la gonorrea.

Cuídate y mantente tan saludable como puedas:

Sigue una dieta saludable.

-Haz ejercicio con regularidad.
-No bebas demasiado alcohol.
-No fumes.
Visita al médico regularmente, especialmente si tienes afecciones de salud crónicas o tomas medicamentos con receta médica.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email