¿Por qué los lunes nos cuesta tanto levantarnos?

La increíble historia de Carlo Acutis, el joven que beatificará el Papa Francisco
10 octubre, 2020
«The Smurfs» volverán a la televisión con una serie infantil en Nickelodeon
12 octubre, 2020
Mostrar todo

¿Por qué los lunes nos cuesta tanto levantarnos?

Llegó el lunes y hay que iniciar las labores de la semana, sin embargo, nos cuesta más que nunca levantarnos de la cama, lo que hace que muchos odien este día, pero, ¿por qué es tan difícil pararse de la cama los lunes?

Cada quien tiene un ciclo de sueño que se adapta a la rutina diaria de la semana, es decir, desarrollamos un horario de sueño que nos dice a cuál hora acostarnos y despertarnos.

Al llegar el fin de semana, este ciclo de sueño se ve afectado debido a que nos solemos despertar más tarde de lo acostumbrado, alterando nuestro horario de sueño y creando una nueva rutina.

Así que, al llegar el día lunes, tenemos que volver a la rutina anterior de despertamos temprano, por lo que nuestro cuerpo tiene que adaptarse nuevamente a otro ciclo de sueño, haciéndonos sentir más cansados de los normal en el primer día de la semana.

La culpa es de la melatonina

Este reloj biológico, es causado por una hormona llamada melatonina que se encuentra en el cerebro, mientras más alto sea el nivel de esta más sueño nos dará.

La glándula de la melatonina se desactiva poco a poco en la mañana, hasta casi desaparecer a horas del mediodía, funcionando como un despertador natural.

Los niveles de melatonina se ven afectados cuando cambiamos nuestro horario para dormir, se mantienen bajos en la noche mientras estamos de fiesta o haciendo cualquier actividad que nos haga estar despiertos.

Al momento de acostarnos, la melatonina tarda en activarse, ya dormidos perdura más tiempo en nuestro cuerpo haciéndonos descansar durante un periodo extenso, la glándula se acostumbra a este ciclo, que al ser interrumpido el lunes nos hace sentir cansados pues aún tenemos la melatonina alta mientras estamos despiertos.

¡No te canses más!

La manera de evitar estos lunes de cansancio, es no retrasar significativamente la hora de despertarnos el domingo, para no alterar nuestro reloj biológico. También es recomendable reducir la intensidad de luz por la noche y aumentarla el lunes en la mañana y así conciliar correctamente el sueño.

¿A quién conoces que siempre llegue tarde y cansado los lunes? Ya puedes darle un diagnóstico.

Con información de Culturizando.com

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email