¿Qué pasa realmente si estás todo el día sin brasier?

Venezuela celebra el Día Nacional del Chocolate
8 junio, 2020
Chanel presenta su primer desfile virtual
8 junio, 2020
Mostrar todo

¿Qué pasa realmente si estás todo el día sin brasier?

¿Los senos se pueden caer si no utilizas esta prenda? Descubre para qué sirve el sostén, qué ocurre si usas la talla equivocada y cómo reconocer que tu sujetador es el adecuado

Aunque no es la prenda favorita de muchas, un buen brasier puede hacer que el busto se vea firme y en su lugar. La función del sostén es distribuir adecuadamente el peso de la mama para evitar dolores, pero, ahora que todos estamos en casa todo el día, es normal que quieras sentirte cómoda y hayas dejado de usarla.

¿Existe algún problema con no utilizar brasier?

Hasta la fecha no hay evidencia científica de que la flacidez de los senos sea causada por no usar sujetador. Sin embargo, las mujeres que tienen un busto grande sí es necesario que utilicen sostén porque de no ser así, el peso de la mama puede provocar dolor lumbar y dorsal e incluso sobrecargar las cervicales.

Otro problema es no utilizar sujetador cuando hacemos ejercicio. Solo con el hecho de andar, los senos suelen moverse de tres a cuatro centímetros; con la práctica de deporte activo, esto aumenta. Por ello, al hacer ejercicio (especialmente si hay saltos) es recomendable el uso de un sujetador deportivo.

Por factores biológicos, genéticos y con el paso del tiempo, los senos empiezan a caer y a deslizarse hacia afuera, haciendo que los pechos no se vean tan firmes como antes. Sin embargo, el utilizar un brasier de la talla equivocada sí tiene consecuencias negativas, como por ejemplo:

Arruinar la postura del cuerpo

El peso, los hombros marcados y la incomodidad provoca que te encorves y adquieras una mala postura.

La flacidez

Un sostén más grande no te dará el soporte necesario y provocará que tus senos vayan decayendo por su propio peso. No los levantará ni tampoco los mantendrá en forma.

Heridas en los pechos

Cuando usas una talla más pequeña es probable que te cause heridas o marcas de presión alrededor de tus pechos. Además, el fierrito de tu sujetador se puede salir y provocar heridas.

¿Cómo saber si el brasier que utilizo es el correcto?

Un brasier que te queda bien no debe lastimarte la espalda ni el cuello. La parte posterior no debe subirse sola. Siempre debe permanecer recta y perpendicular a tus tirantes. Las correas no deben estar demasiado apretadas y tu pecho debe estar perfectamente envuelto en el sujetador, sin huecos ni pliegues.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email