Deja a un lado el mal humor y ten discusiones constructivas

Licuado de piña y canela para bajar de peso más rápido
24 marzo, 2019
Google anunció nueva plataforma “Stadia” el Netflix de los videojuegos
24 marzo, 2019
Mostrar todo

Deja a un lado el mal humor y ten discusiones constructivas

Aunque no lo creas existe una buena forma de discutir sin incurrir en lo negativo. En ocasiones  aceptar la exposición de ideas de otras personas puede generar un sentimiento irregular que debe ser mejorado.

Para la escritora Timandra Harkness, este planteamiento es importante para el bienestar de ambas partes.

En este sentido, Harkness, ofrece algunas recomendaciones en su libro “How to Disagree: A Beginner’s Guide to Having Better Arguments”(Cómo discutir: Una guía para principiantes sobre cómo tener mejores discusiones).

Ten discusiones constructivas

Asimismo, analiza cómo diferentes intereses, disputas fácticas e incluso discusiones sobre qué película ver pueden gestionarse con éxito.

En cuanto a ello sería bueno que echarás un vistazo a las siguientes recomendaciones para sacarle provecho a las discusiones.

-Escucha lo que la otra persona tiene que decir

Resultado de imagen para discusiones constructivas gifEn el momento más álgido de la discusión y desesperados por expresar nuestro punto de vista a menudo nos negamos a escuchar otras opiniones. Pero no deberías ignorar lo que tu oponente tiene que decir.

“Solemos asumir que el otro punto de vista es totalmente inválido y no hace falta reconocerlo”, dice Claire Fox, directora del Academy of Ideas de Londres.

En cuanto a ello, todo argumento tiene al menos dos puntos de vista. Si escuchas a tu oponente puedes adquirir nuevos conocimientos además de refinar y mejorar tu propia posición.

-Intenta demostrar empatía

Tal vez provocar a tu oponente no sea la mejor estrategia, no es sólo importante que escuches a tu oponente: también tienes que intentar empatizar con lo que dice.

Kris De Meyer, neurocientífico en el King’s College de Londres, dice que a menudo “las personas escogen una posición y se afianzan en ese punto de vista” y así la discusión “termina convirtiéndose en un enfrentamiento”.

“Intenta averiguar por qué piensan lo que piensan, y quién sabe, puede que hasta cambies de opinión”.

-Repite lo que ha dicho la otra persona

Antes de ponerte a discutir cerciórate de que has escuchado correctamente.

“A menudo los desacuerdos escalan de intensidad debido a un malentendido”, dice Kris De Meyer.

Así que una manera inteligente sería “repitir” lo que crees que la otra persona acaba de decir hasta que la otra persona confirme que eso es lo que ha dicho”, aconseja el neurocientífico.

“Este tipo de repeticiones puede ayudarnos a evitar malentendidos”. Por qué la rivalidad y las peleas entre hermanos pueden tener ventajas para tu vida adulta

-Reconoce un potencial conflicto lo antes posible

Vecinos

Intenta aliviar la tensión con tus vecinos con algo de humor. Las disputas entre vecinos pueden ser muy pesadas.

“Detecta estos conflictos incipientes lo antes posible”, dice Liz Stokoe, profesora de interacciones sociales en la universidad de Loughborough en Inglaterra.

La profesora asegura que lo mejor es actuar lo más rápido posible, antes que las posiciones en ambos lados se vuelvan inamovibles.

-Averigua en qué estás de acuerdo

Puede sonar extraño, pero para tener un argumento exitoso primero debes ponerte de acuerdo sobre lo que estás discutiendo.

“Si no nos ponemos de acuerdo en unos valores básicos entonces no podemos tener ningún tipo de discusión”, dice Clare Chambers, profesora de filosofía política en Cambridge.

“Cuanto más precisos seamos sobre lo que estamos en desacuerdo y sobre lo que estamos de acuerdo mejor irá el debate”, dice.

-Sal de tu zona de confort

Discusión amigable

Puede resultar duro, pero aprenderás mucho más si sales de tu zona de confort.

Salir de ella te permitirá ser más creativo y te anima a ver las cosas de manera distinta.

-No te lo tomes como algo personal

No pasa nada por discutir, pero intenta no insultar a tu oponente, pues no tiene por qué ser desagradable. De hecho, para tener un debate constructivo es necesario evitar los descalificativos personales.

– Sé racional, no emocional

Piensa antes de hablar y asegúrate de que sea relevante para el tema en cuestión, respira profundamente e intenta abordar la discusión de manera racional.

-Sospecha de ti mismo

¿Crees que siempre tienes la razón? “Aprende a sospechar de ti mismo”, dice Jonathan Rauch.

“Sólo porque estás seguro de que tienes razón no significa que tengas razón”.

– Admite cuando estás equivocado.

Hombre con gesto de disculparse

Aprende a decir “lo siento” cuando te equivocas, una parte inevitable de discutir es aceptar que a veces vas a estar equivocado.

“Ninguno de nosotros debería sentirse mal por habernos equivocado en algo” dice Geoff Mulgan, CEO de Nesta, una fundación que promueve la innovación global.

-Sé un buen ganador

La forma en que tratamos a los demás después de la victoria es realmente importante: la campeona de tenis Serena Williams consoló a su oponente Dayana Yastremska de Ucrania en el Abierto de Australia 2019.

Y por último es importante ser buen ganador cuando derrotas a tu oponente.

“La tolerancia no significa que nos guste quedar con personas que están de acuerdo con nosotros. La tolerancia es estar con alguien con quien no estás de acuerdo”, dice Jon.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email