Estudios relacionan las enfermedades renales con las gaseosas

¿Cuánto tarda nuestro cuerpo en eliminar el alcohol?
15 enero, 2019
«Chips afrodisíacas», el aperitivo perfecto para San Valentín
18 enero, 2019
Mostrar todo

Estudios relacionan las enfermedades renales con las gaseosas

Ciertos alimentos como los embutidos además, de comer en exceso sal podría contribuir para producir enfermedades renales crónicas, pero, un nuevo elemento se agregó a esa lista y son las bebidas gaseosas.

De acuerdo a las revelaciones de algunos estudios, el consumo en exceso de refresco o bebidas de frutas azucaras tiene alta probabilidad de desarrollar esta condición.

En este sentido, la investigación se desarrolló en relación a las gaseosas, siendo el progreso de la enfermedad de manera ‘‘inconsciente’’.

Relacionan las enfermedades renales con las gaseosas

Por lo tanto, el Dr. Casey Rebholz de la Escuela Bloomberg de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland, Estados Unidos, es el responsable de este nuevo avance.

“Hay una falta de información completa sobre las implicaciones para la salud de la amplia gama de opciones de bebidas disponibles en el suministro de alimentos”, expresó el doctor Rebholz.

De esta manera, el estudio se aplicó a 3.003 hombres y mujeres con funciona renal normal.

Asimismo, se evaluó la ingesta de bebidas a través de un cuestionario de frecuencia de alimentos administrado al inicio del estudio en 2000-2004, y siguieron a los participantes hasta 2009-2013.

Ingredientes que causan daño

El resultado de este estudio, reveló que las gaseosos y las bebidas de frutas endulzadas estaban asociadas a esta enfermedad.

Por lo tanto, este problema de asocia a uno de sus ingredientes el ácido fosfórico y el benzoato de sodio pues pueden causar cálculos y problemas renales.

También señalaron que los participantes del estudio pueden haber reportado el consumo de una amplia variedad de tipos de agua, incluyendo agua con sabores con azúcar.

Se recuerda que tomar esta clase de bebidas en exceso provoca otras condiciones como, diabetes, obesidad, caries, gastritis y otras.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email