¡Qué ociosos! Descubre los 10 objetos más raros atrapados en un ano
16 septiembre, 2018
Evita estos cinco hábitos que pueden empeorar la gastritis
16 septiembre, 2018
Mostrar todo

¡Pendientes! Con Derrame Cerebral

El cuerpo humano antes de sufrir algún daño fuerte, emite señales que deben ser captadas y tratas a tiempo para evitar consecuencias graves, un ejemplo de ello es el derrame cerebral o apoplejía.

En el caso de la apoplejía o derrame cerebral, este es producido, cuando la sangre no está fluyendo en tu cerebro, las células empiezan a morir pues dejan de recibir los nutrientes y el oxígeno que necesitan para funcionar

Diferencia entre una apoplejía y un derrame cerebral

El primero, sucede cuando un coágulo de sangre bloquea el paso de la sangre en algún vaso sanguíneo que irriga tu cerebro, y se llama accidente cerebrovascular trombótico, accidente cerebrovascular isquémico o apoplejía.

Mientras tanto, el derrame, sucede cuando un vaso sanguíneo se rompe y hay un sangrado en el cerebro, y se llama accidente cerebrovascular hemorrágico o derrame cerebral.

Sorprendentemente, aunque es más común escuchar hablar sobre el derrame cerebral, las apoplejías son más comunes y suceden en el 80% de los casos.

Estas son las señales:

Adormecimiento, entumecimiento o debilidad en la cara (rostro), brazos o piernas (especialmente de un solo lado del cuerpo)

Problemas para hablar y entender

Confusión mental y problemas para pensar con claridad

Mareo

Pérdida del equilibrio y la coordinación de los movimientos, y hasta problemas para caminar

Dolor de cabeza severo que puede acompañarse de dolor en la cara o en la frente y hasta de vómito

Alteraciones en la visión (vista) en uno o en ambos ojos

Cabe resaltar, que estas señales aparecen repentinamente, incluso puede que no las notes.

Algunas veces estos síntomas duran sólo unos cuantos minutos y luego desaparecen. Esos se conocen como “mini derrames cerebrales” o “apoplejías transitorias”.

Cuando los sientas, no los ignores pues son una señal de que la sangre no está fluyendo bien a tu cerebro y sugieren que más adelante podrías tener un ataque severo.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email