Pablo Sandoval está listo para todo

Tres millones de extranjeros visitaron Rusia para presenciar el Mundial
20 julio, 2018
“JUSTICIA” DE SILVESTRE DANGOND EN EL PODIO
20 julio, 2018
Mostrar todo

Pablo Sandoval está listo para todo

El mánager Bruce Bochy considera al criollo capaz de repetir la hazaña de Andrew Romine en 2017, jugando las nueve posiciones

La versatilidad defensiva manifiesta de Pablo Sandoval en la temporada actual ha sido de utilidad para los Gigantes de San Francisco; y con cada experimento del mánager Bruce Bochy queda claro que si alguien este año tiene cualidades para jugar las nueve posiciones en un mismo juego ese es el “Panda”.

 

La propuesta es de vieja data. El estratega del conjunto naranja aseguró en días recientes que al criollo no le importaría jugar en las otras posiciones, lo sabe porque ya han hablado al respecto.

 

“Por supuesto que querría hacerlo”, señaló Bochy a MLB.com, sobre el ambidextro que en 2018 ha jugado en tercera, primera, segunda y también lanzado desde el montículo del AT&T Park. “Probablemente no haya una posición de la que sea un poco escéptico de jugar”.

 

En 2017 Bochy ya le había planteado a Sandoval las nueve posiciones por sus instintos rápidos, aunque carentes de velocidad, que pueden derivarse de ser un receptor al principio de su carrera, pero la elaboración se ha ido retrasando.

 

“Lo que siempre ha tenido, puede que no sea un corredor rápido, pero ha tenido rapidez”, comentó el piloto de San Francisco que recibió al “Panda” en la Bahía durante su segundo año como dirigente, en 2008. “Puede que no tenga el rango que tienen algunos tercera base, pero es tan rápido como cualquiera”.

 

Solo cinco jugadores de Grandes Ligas han completado las posiciones en una misma jornada, incluyendo a Andrew Romine, con los Tigres, la temporada pasada, pero para el de Puerto Cabello la cobertura de los jardines podría ser una limitante.

 

“Para una entrada, puedes decir suficientes oraciones y esperar que él te ayude a superarlo”, relató entre risas Bochy, que tampoco se apura en agendar el día de la hazaña defensiva, pues está a gusto con la solvencia mostrada por su antesalista hasta ahora, sobre todo, después de la destacada intervención del venezolano en el partido del viernes contra los Atléticos, donde un lance oportuno evitó males mayores para su equipo.

 

“Eso es lo que quieres de tu tercera base”, alegó el mánager. “Estás buscando un alcance largo. Es por eso que están ahí. Eso es más una posición de reacción. Eso es lo que él tiene”.

 

En once temporadas como grandeliga, Pablo Emilio está a solo cuatro juegos de los 1.000 como tercera base en MLB, posición donde este año apenas registra un pecado, en más de 230 episodios cubiertos.

 

Esta zafra, 19 de las 35 remolcadas del carabobeño han llegado como defensor del tercer cojín (30 JJ), con cuatro jonrones incluidos.

 

Superando barreras

 

La evolución de Sandoval y su papel en el resurgimiento en los Gigantes luego de su minúsculo 2017, ha sido uno de los triunfos más emblemáticos en su carrera. Este año, sin pensar que tendría opciones con la llegada de Evan Longoria y Andrew McCutchen dejó el orgullo a un lado y aceptó cualquier utilidad. Ahora juega regularmente en lugar de Longoria, quien sufrió una fractura en la mano el 14 de junio y piensa perder al menos otro mes.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email