Deja 100.000 centavos en una Fuente abandonada para ver cómo reaccionan los visitantes

Crió una bandada de patos como sus hijos, y ahora lo siguen por todas partes
28 Septiembre, 2018
Pistolas de agua estilo bidet, la nueva tendencia en Japón
28 Septiembre, 2018
Mostrar todo

Deja 100.000 centavos en una Fuente abandonada para ver cómo reaccionan los visitantes

La artista inglesa Anna Brownsted dejó 100.000 centavos en una fuente pública abandonada en Cambridge, durante el fin de semana, en un intento por explorar la naturaleza humana. Sólo tomó un día para que el dinero fuera robado.

Las monedas valuadas en £ 1.000 se colocaron en la fuente en Quayside, en Cambridge, a las 8 am del pasado sábado, y se suponía que se dejarían allí por 48 horas. Sin embargo, antes de las 9 am del domingo, más del 99% de las monedas habían sido retiradas de la fuente, a pesar de las claras señales que informaban a los transeúntes, informando que la fuente estaba bajo constante vigilancia por CCTV. Solo quedaban £ 1.66 en centavos, pero los organizadores no lo consideraron un robo, sino un “resultado provocativo”.

“Pence Sterling fue una invitación a responder, una provocación”, dijo la artista Anna Brownsted. “Fue un experimento en la dinámica del comportamiento humano y nuestras complejas reacciones a situaciones intensas”.

El dinero se colocó en la fuente para que la gente interactuara como lo considerara conveniente, pero Anna Brownsted admitió que estaba sorprendida por la rapidez con que desaparecieron todas las monedas. Ella quería ver si la gente usaría el dinero para pedir un deseo o usarlo para ellos, y planeó donar todo lo que quedaba a una organización benéfica local. Suponemos que eso no va a suceder…

El dinero utilizado para este experimento social artístico fue de una subvención del Arts Council England, que también financió otras cinco instalaciones artísticas en Cambridge durante el fin de semana.

“No consideramos que la extracción del dinero sea un robo, ya que el dinero estaba allí para que la gente interactuara como lo consideraran conveniente, como parte de este proyecto de arte”, dijo el director artístico Daniel Pitt. “El experimento tuvo un resultado provocativo, abrió conversaciones sobre la naturaleza humana y el efecto espectador”.

Las monedas pesaban un total de 356 kilogramos, y dado que el cobre es relativamente valioso, no es difícil entender por qué algunas personas no pudieron resistir la tentación

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+