5 tips para fortalecer la crianza y bienestar de nuestros hijos

¿Bebé en camino? Consejos para que su llegada no te preocupe
11 Agosto, 2018
Las cinco condiciones para el bienestar de la pareja
11 Agosto, 2018
Mostrar todo

5 tips para fortalecer la crianza y bienestar de nuestros hijos

“El trabajo más difícil del mundo” nos pone a prueba constantemente. Por lo mismo, es importante tener a mano toda la ayuda que podamos para poder llevarlo a cabo de la mejor forma.

Desde que nacieron mis hijos, no pasa un día sin que me pregunte si “estaré haciéndolo bien” mientras los crío: si los estaré alimentando bien, si los estaré cuidando apropiadamente cuando se enferman, si les estaré dando buenos ejemplos o si mis demostraciones de cariño son las suficientes para que se sientan protegidos y contenidos. Lo único que tengo claro, es que hago lo mejor que puedo con lo que tengo a mano, siempre pensando en que mis hijos crezcan sanos, felices y seguros de sí mismos.

 

Cómo nutrir las relaciones familiares y cómo aportar a que mis hijos sean felices y posean herramientas internas que les permitan afrontar de buena forma su vida, son preguntas que rondan constantemente en mi cabeza. Y aunque soy optimista, hay momentos en que me siento confundida o mi paciencia flaquea, ¿a qué mamá o papá no le ha pasado?

 

Por lo mismo, aquí les dejo 5 tips para fortalecer la crianza y bienestar de nuestros hijos, y por ende de la dinámica familiar ¡A mí me han funcionado!

 

  1. Conéctate con ellos

 

Los niños necesitan sentirse seguros todo el tiempo, y para que ello ocurra debemos proveerles tanto contención afectiva como límites claros y consistentes.

Como padres, nuestra labor es conectarnos con ellos y poder captar e identificar sus sensaciones y pensamientos bajo diferentes situaciones, a fin de poder ir entregándoles el apoyo que vayan requiriendo. Si estamos conectados cada día, entonces nuestros hijos se sentirán contenidos y seguros frente a las diferentes situaciones que enfrenten en la vida.

 

  1. Cuídate a ti mismo y no temas pedir ayuda

 

“Si yo no estoy bien, ¿cómo puedo cuidar de alguien más?”. Como padres, en muchas ocasiones nos ponemos a nosotros mismos al final de la lista de prioridades, sin embargo, pasamos gran tiempo tratando de mostrarles a nuestros hijos la importancia de cuidar de uno mismo. ¿Qué pasa entonces con el ejemplo que les damos?

 

No temas acudir a tu red de apoyo cuando te sientas sobrepasado, ya que todos necesitamos un espacio para desahogarnos, descansar o simplemente hacer nada. Recuerda que si estamos tranquilos y satisfechos, podremos apoyar a nuestros hijos con el ejemplo.

 

  1. Disfruta cada momento, ¡sin apresurarlo!

 

Muchas veces creemos que seremos “mejores mamás o papás” si mantenemos constantemente entretenidos a nuestros hijos, llenándolos de actividades.

 

Pero planificar tantas cosas para hacer en poco tiempo, les quita tiempo y espacio a los niños para ser ellos mismos y expresar lo que realmente sienten o desean. Por lo mismo, generar espacios de tiempo “libre” contribuye a que nuestros hijos se expresen, ya sea verbal o no verbalmente.

 

Dedica tiempo a jugar con tus hijos, a entrar en sus dinámicas y/o a hacerles preguntas a través de las cuales puedas ir conociendo más de lo que sienten o piensan, mostrando interés y sin presionarlos.

 

  1. Ayúdalo a combatir la frustración

 

Todos nos hemos visto enfrentados a situaciones frustrantes en nuestra vida, pero hemos salido adelante, de una u otra forma. Aprender a manejar la frustración es una habilidad que debemos enseñarles a nuestros hijos, para que ellos también lo logren.

 

Si detectas una situación en que tu hijo se sienta frustrado, manifiéstale tu apoyo y empatía, e intenta mostrarle que la calma y tal vez una forma diferente de hacer las cosas, pueden ayudarle. Por supuesto que siempre hay que tener en cuenta el carácter y los límites de tu hijo/a.

 

Refuerzo positivo: cuando veas que tu hijo/a logra controlar bien una situación frustrante, felicítalo y muéstrale lo bien que lo ha hecho, así se animará a hacerlo la próxima vez.

 

  1. Enséñale a valorarse tal como es y a reírse de sí mismo

 

Parte de fortalecer la autoestima de nuestros hijos, es enseñarles que todas las personas tenemos defectos y virtudes, y que lo importante es valorarse a uno mismo con todo ello, tal y como se es.

 

Inventa dinámicas o juegos en que tu hijo/a aprenda de ti cómo reírse de uno mismo y a perder el miedo a hacer el ridículo. Imitar a alguien, bailar, cantar o representar un cuento, son actividades que te pueden servir para estos fines.

 

También, busca momentos en que los que una situación adversa pueda convertirse en algo divertido y tus hijos aprenderán a tomar la vida tal como viene, sin desanimarse.

 

Y recuerda siempre divertirte en familia, ya que los momentos felices son los que nuestros niños más atesoran en sus mentes y corazoncitos.

Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+